1985, 80's, Discos, Green On Red, Música

Green On Red – "No Free Lunch"

Lo que son las redes sociales. Hace unos meses, en mi bandeja de entrada, encontré la petición de amistad de un tal Dan Stuart, al parecer al frente de una banda que responde al nombre de The Slummers. Acepté, y de este modo sellé una conexión mínima, distante y perfectamente inútil con el que fuera la voz cantante de una de las bandas más especiales que alumbró el llamado Nuevo Rock Americano de los 80’s, Green On Red.

 Por insólito que pueda resultar, parece haber consenso a la hora de señalar a este Mini LP como lo más granado de entre todo lo que editaron los de Phoenix, lo cual se pone de manifiesto al teclear el nombre de disco y banda en la red y darte de bruces con una miríada de artículos que saturan la blogosfera cantando y contando las excelencias de “No Free Lunch”. Pero, ¿Que diablos ofrecían esos tipos en este EP? Cómo buenos exponentes del Nuevo Rock Americano que fueron, Green On Red eran deudores de la tradición musical norteamericana, Neil Young a la cabeza, sin renunciar por ello a un sutil toque Punk y a un más que evidente regusto british vía The Faces que los hace sonar, en ocasiones, como una versión yankee y rootsy de mis adorados The Dogs D’amour, ahí es nada.
 Las armas de la banda eran el clasicismo rockero bien entendido y la voz de Dan Stuart, ora etílica, ora desgarrada, ora histriónica, al servicio de unas composiciones envueltas en melancolía, desencanto y nostalgia. “Time Ain’t Nothing” es una de las mejores canciones de todos los tiempos, y justifica, por sí sola, la escucha del redondo. Un clásico atemporal. “Honest Man” rezuma savoir faire empapado en alcohol, mientras que “Ballad Of Guy Hawkes” muestra la vertiente más eléctrica y rabiosa de la banda. Para el tema-título, “No Free Lunch”, sacan a pasear la cara más vintage y endeudada con el Country de su background, una faceta a la que tributan explicitamente recreando “Funny How Time Slips Away” del maestro Willie Nelson. Es en “Jimmy Boy” y “Keep On Moving” cuando más acentuado es el parentesco con la banda de Tyla del que os hablaba unas líneas más arriba: Un par de cortes tormentosos, arrastrados, con regusto a resaca y espíritu de derrota asumida, especialmente en el caso del segundo. El disco cierra con el que a mi juicio es su corte más flojo, “Smokestack Lighting” un intrascendente Blues Rock que nada puede aportar a lo previamente expuesto.
 “No Free Lunch” es una de esas pequeñas rarezas, en la trastienda de su época, género y movimiento, pero cuyo hallazgo y posterior disfrute es la razón de ser de melómanos como nosotros, de blogs como éste y de que tú estés leyendo esto al otro lado de la pantalla.
Estándar

15 comentarios en “Green On Red – "No Free Lunch"

  1. JarhgHHH!

    Amo, adoro este disco. Lo idolatro. Mataría a toda la plantilla de Tele 5 si tuviera que elegir entre ellos o él (bueno, y casi sin tener que hacerlo también los suprimiria, la verdad).
    Después de esta muestra de violencia gratuita (con la primera frase ya había dicho todo lo que tenía que decir), solo redundar en la misma idea: un disco realmente imprescindible para el genuino amante del rock´n´roll. Grandísimo.

    También hice una review en mi blog, durante sus primeros dias de existencia, por si te interesa, querido hermano Tyla, te dejo un enlace (la he reeditado un poquito adecuandola al formato actual de mi blog: http://warehouseofrock.blogspot.com/2008/02/green-on-red-no-free-lunch.html)

    Como decía por allí, probablemente el único disco del NRA a la altura de sus maestros, realmente. Muy interesante tu mirada conjunta hacia los Dogs (reverencias!), yo también los veo interconectados de alguna manera por los Faces (de rodillas!).
    La versión de “Smokestack Lightning” de Howlin´Wolf no sale en LP (al menos no mi copia), ciertamente sobra junto al resto de esta bomba. Mucho mejor la escalofriante original, mucho mejor, o si me apuras mucho mejor también la versión de los Yardbirds. Como una cosa lleva a la otra y el mundo es un pañuelo, acabo de recordar que toqué esta canción junto a Carlos de Maggot Brain en un bolo cacereño de estos últimos, hace unos añitos. Alguien hizo una crónica del show completo en algún sitio y se refirió a este momento como a un “extraño blues”, je je. Y tan extraño, creo que su armónica no estaba en el tono de la canción!
    Gran y oportuno artículo!
    Cheers.

    Me gusta

  2. Hey, brothas!

    * Gonzalo, hínquele el diente sin reservas,no se arrepentirá!

    * Capi, otro abrazo desde el sur!

    * Scott, monumental comentario el tuyo, en todos los sentidos. Si no fuera por la existencia de The Long Ryders suscribiría sin muchas reservas eso de que es “probablemente el único disco del NRA a la altura de sus maestros”. Por cierto, y a tenor de lo que cuentas con Maggot Brain, ¿Tocabas en alguna banda o algo? Intúyolo que si!

    Rock On!!!

    Me gusta

  3. Si, si tocaba en una banda (nobmres y esas cosas por privado), en Madrid también tenía otra pero no nos llegamos a estrenar porque conocí a mi mujer por aquel entonces y me vine a Barcelona. Y desde entonces estoy intentando montar otra!

    Cheers!

    Me gusta

  4. También aparece en mi espacio una reseña de este disco. Precisamente el otro día hablaba con un amiguete de este grupo y recordábamos viejos tiempos cuando pinchaban el “Time ain't nothing” en los garitos. Cuánta buena música hay oculta en los 80, y que poco se la valora. Saludos.

    Me gusta

  5. Hey Johnny!

    Suscribo tu última afirmación, máxime si hablamos de bandas como la que nos ocupa, o The Long Ryders, o los Hoodoo Gurus (por poner unos ejemplos): Nadie parece querer recordar esa vertiente que hubo en el rock de los 80's, prefiriendo quedarse en el tópico de los sintetizadores, las hombreras, y el Hair Metal…

    Rock On!

    Me gusta

  6. Precisamente hace poco hablaba con un músico bastante obsesionado en lanzarle improperios a los 80's y cuando le dije que su sonido me recordaba entre Long Ryders y The Del Fuegos me preguntó quiénes eran esos. Le dije rock americano de los 80 y se semimosqueó, y me dijo que él era de la Creedence, etc. Evidentemente dejé el tema y evité contarle que en casi todos los estilos posteriores casi siempre encuentro interesantes referencias ochenteras, lo que quizás sea una deformación subjetiva mía. Abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s