1976, 70's, Discos, Hard Rock, KISS, Música

KISS – "Rock And Roll Over"

 El mundo del Rock and Roll, al igual que cualquier otro tinglado de base más o menos cultural, también sufre de la presencia de tópicos, conceptos basados, en el mejor de los casos, en medias verdades y prejuicios que, para colmo, suelen ser acatados por la inmensa mayoría de la escena (Por darle alguna denominación…) como hechos inamovibles, verdades templarias.

 Así, al igual que para muchos Dylan es un folkie izquierdoso (Un periplo que, siendo generosos, supone un 15% de su carrera) y AC/DC o Motorhead, deudores de Chuck Berry hasta el tuétano, Heavys (?), a KISS le toca el nada llevadero sambenito de horterones petardos, adalides del mal gusto y, en definitiva, de grupo que le debe más a toda su parafernalia que a la música que facturaron. Basta darse un garbeo por estos mundos de la red para corroborar la impresión que generan. Bien, si vamos a crucificar a un grupo por asociar espectáculo a su música añadamos a la lista negra al father of invention, Screamin’ Jay Hawkins. Y a Alice Cooper, Jayne County, The Rolling Stones, The Tubes… En cuanto al apartado estrictamente musical, cierto es que se les pueden achacar muchas de las acusaciones de las que han sido víctimas: A partir de su etapa 80’s, claro.

 En los 70’s KISS eran un engranaje de Rock And Roll perfectamente engrasado, bien lejos de las pretensiones Hard & Heavys que le entraron en la década próxima. Habían aterrizado en la escena a comienzos de la década, sin ocultar su animadversión hacia formaciones como Grateful Dead, y reclamando una vuelta a la inmediatez del buen y viejo R’n’R primigeneo (eran de Nueva York, ¿Qué esperábais?) En su equipaje, abundante material del otro lado del océano, bien de los viejos grupos de la british invasion, bien del incipiente Glam. También bebían, muy a su pesar y por mucho que lo nieguen, de unos paisanos de categoría: New York Dolls.

 “Rock And Roll Over” es la piedra intermedia de la que sin duda sería la más granada trilogía de entre que editó la banda, completada con “Destroyer” y “Love Gun”. Además es su álbum de transición , delimitando la frontera entre el Rock n’ Roll áspero y contundente de las primeras entregas con el leve acercamiento a matices más Hard Rock que estaba al caer.

 Los ingredientes no eran otros que los acostumbrados: El carisma vocal de Paul Stanley, los coros de Simmons y su punzante bajo, la bateria seca y efectiva de Peter Criss, y sobre todo, los riffs de Ace Frehley, simples e hiperadictivos. Curioso lo de este guitarrista, tan vindicado hoy día como denostado por la facción más Heavy de sus seguidores cuando, en los albores de los 80’s, fue expulsado del seno de la banda en favor de un corremástiles de cuyo nombre no quiero acordarme. Eran en definitiva, y, salvando las distancias, como sus adorados The Beatles: Una banda de cuatro piezas.

 Si por algo se distingue “Rock And Roll Over” es por ser un álbum perfectamente homogéneo, donde se antoja especialmente díficil escoger una canción por encima de otra. Aquí no hay singles preclaros e himnos impepinables como “Detroit Rock City” o “Rock And Roll All Night”. Lo que sí encontramos es una colección de riffs memorables y estribillos coreables. Cortes llenos de electricidad y chulería como la inicial “I Want You” o “Calling Dr Love”; melodías soberbiamente construidas como la de “Mr Speed” y odas al desenfreno guitarrero, caso de “Makin’ Love”. Mención especial merece “Hard Luck Woman”, donde el siempre entrañable Criss salta de los parches al micro, poniendo voz a lo más rootsy y Rod Stewart que jamás hayan grabado los cuatro enmascarados.

 En definitiva, y para ir concluyendo, si sois de esos que no se han atrevido a ahondar en el legado 70’s de la banda repelidos por su imagen de superhéroes Marvel , escaldados de su producción ochentera o hartos de las chorradas que suelta Gene Simmons cada vez más a menudo, os invito a poner vuestros prejuicios a buen recaudo, al menos durante la poco más de media hora que dura este “Rock And Roll Over”, uno de esos artefactos de Rock atemporal que te iluminan el día.

Estándar

6 comentarios en “KISS – "Rock And Roll Over"

  1. Estamos de acuerdo, Tyla, aunque el “Alive!” se come con patatas todos los trabajos en estudio de Kiss de los setenta. El que comentas en un gran disco, pero yo prefiero los tres primeros en estudio. Por cierto, no puedo evitar adjuntar este párrafo que escribí en mi entrada acerca del primer doble en vivo de Kiss, a ver si opinas como yo:

    “Entre 1974 y 1975, Kiss edita sus tres primeros discos en estudio y pone la guinda con “Alive!”, que les catapulta al éxito masivo en Estados Unidos, sobre todo entre los adolescentes. Moviéndose entre el high energy de los Stooges y el hard rock de Alice Cooper, la música de Kiss no tiene el componente experimental que tienen los dos grupos de Detroit y apela al joie de vivre —las mujeres, el rock and roll y la juerga son el leitmotiv de las letras— de una generación que ha dicho adiós definitivamente a la utopía hippie —quizá el espejismo de unos jóvenes malcriados— y se prepara despolitizada y anestesiada para afrontar el neoliberalismo con el que Ronald Reagan terminará por hundir en las cloacas morales a su país”.

    ¿Exagero? Yo creo que no.

    Saludos, Tyla.

    Me gusta

  2. Hey, Gonzalo!

    Bueno, yo soy de esos que piensa que cualquier obra de KISS, hasta “Destroyer”, no baja del sobresaliente, “Alive!” incluido, clarostá.

    Suscribo lo que expones en tu párrafo. Es curioso, nunca había pensado en el peso que The Stooges pueden tener en la obra temprana de los enmascarados, pero sí, es innegable que en los dos primeros redondos de la banda hay “Raw Power”, llegando a ser hasta toscos en ocasiones (en el mejor de los sentidos, of course!)

    Un placer tenerle por aquí, como siempre: Rock On!

    Me gusta

  3. Siempre he tenido un odio irracional hacia esta gente. No lo puedo evitar.
    Pero también es verdad que les empecé a “dejar en paz” hace un tiempo al descubrir que el tema “Going blind” versionado por los Melvins era en realidad de Kiss.
    Quién sabe, tal vez acabe escuchandome algún disco suyo algún día. Aunque habiendo siempre tantas cosas que quisiera escuchar…
    Saludos

    Me gusta

  4. Bueno, izkue, no puedo añadir mucho más a tu rotunda afirmación. Bueno sí, ya que citas de pasada a los Melvins, y a modo de reflexión personal, siempre me sorprendió sobremanera cómo las huestes grunges y alternativas 90's despotricaban de los KISS, cuándo su altar maldito, los Nirvana, AIC, Soundgarden, Replacements o los propios Melvins babeaban con la dupla Stanley/Simmons. Misterios…

    Rock On!

    Me gusta

  5. Un gran disco.Siempre lo defenderé junto a el Love Gun a muerte y los Alives también me gustan pero no he profundizado todo lo que debo. El Unplugged, el Dinasty y el último que han sacado. Tengo que pegarles un buen repaso. Al principio me costaba un poco pero cada vez más les reconozco todo el éxito que han tenido. Son una factoría, una máquina de hacer dinero a cargo de su imágen, pero nunca habrían llegado a ser nada sin talento y de eso van sobraos. Ahora, como bien dices, su sonido de los 70's es lo que más me llama la atención, eran cojonudos.

    Me gusta

  6. Paisano!

    Pues si, no son pocos los que recelan de la faceta “empresarial” de la banda, pero bueno, es algo que siempre estuvo ahí, y que cuando iba acompañado de talento, a nadie molestaba.

    Por increíble que parezca, aún no me he sentado a escuchar “Sonic Boom” debidamente. Lo poco que le escuché suena a buen y bonito refrito de su sonido 70's, a ver si me pongo.

    Rock On!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s