1998, 90's, Discos, Hard Rock, Música, Punk Rock, Turbonegro

Turbonegro – "Apocalypse Dudes"

Hay discos a los que uno lleva queriendo meterle mano desde que se puso frente a un ordenador para dar buena cuenta de sus filias musicales, pero entre una cosa y otra, pasa el tiempo y no se les otorga el espacio que merecen. Incluso discos y grupos que he descubierto más adelante se han colado de mala manera para pillar sitio en la blogosfera. Quién sabe, quizás es el respeto que nos infundan esos redondos el que hace que no los encaremos a tiempo.

 Turbonegro han sido, lo digo ahora y aquí, un grupo fundamental en mi background. Les debo un sinfín de buenos ratos y los asocio a otros tantos momentos dulces de mi adolescencia, cuándo todo el tinglado del Rock And Roll se comenzaba a ir abriendo ante mí. No dudo que, desde el punto de vista de un extraño, debe resultar inquietante que alguien considere entrañables a unos tipos enfundados en denim, sórdidas temáticas homoeróticas y decadentismo, pero bueno, no hay ley, afortunadamente, que regle la cordura de nuestros afectos.

 Los noruegos fueron parte activa de la llamada escena escandinava, aquella explosión que asoló el  underground en la Europa del ocaso de los 90’s y que, junto al buen hacer al otro lado del océano de bandas como Supersuckers o Nashville Pussy, consiguieron mantener viva la llama del Rock’n’Roll más genuino y guitarrero. Al igual que sus compañeros de escena, nuestros protagonistas venían del Punk/Hardcore pero con el tiempo fueron refinando su sonido y sus formas hasta que, tal y como les pasó a Gluecifer o The Hellacopters, acabaron alcanzando la atemporalidad, para desesperación del sector más straight de sus acólitos. Y es que,  para alguien con cierto magisterio en cuestiones de R’n’R subterráneo, “Apocalypse Dudes” es un álbum totalmente inesperado. Me explicaré: La banda venía de editar un pequeño clásico, “Ass Cobra”, una obra heredera en gran medida de Black Flag y que suponía algo así como el colofón a un primer periplo jalonado de cambios de formación constantes y reconocimiento mínimo. Así las cosas, lo lógico era pensar que la banda no se movería demasiado de esas coordenadas y que, con el tiempo, se irían sin hacer mucho ruido. Afortunadamente, nada de eso tuvo lugar.

 Pese a mediar dos años entre el disco que nos ocupa y su antecesor, la banda había avanzado un mundo compositivamente hablando. Seguían manteniendo el poso punk pero abrieron de par en par las puertas al Hard Rock. Sí, la influencia de gente como Poison Idea o los Misfits seguía latente, pero más palpable aún era el rastro de grupos como AC/DC, Alice Cooper o The Dictators. Gran parte de las culpas de este golpe de timón tenemos que echárselas al por aquel entonces flamante guitar hero de la banda, Euroboy, que en este disco es poco menos que una máquina de facturar un riff glorioso tras otro. Asimismo, la presencia de teclados cortesía de Pal Pot Pamparius reforzaba la nueva apuesta sónica de la que hacía gala la banda.

  Permítanme que me ahorre hacer un comentario exhaustivo, canción a canción, del disco: Estamos ante una colección de himnos perfectamente nivelada, a caballo entre el Punk Rock 70’s, el Hard Rock y el Glam.
Creo firmemente que éste es uno de esos discos, al igual que el “Highway To Hell” o los primeros LP’s de Motorhead, en el que cada canción cumple de sobras su cometido. ¿Exagerado? Para mí no, desde luego. Mis highlights particulares son, cómo no, la inicial “The Age Of Pamparius” (Nunca una letra sobre pizzas dió para tanto),“Get It On”, pese al descarado parecido que guarda con el “I Just Wanna Something To Do” de los Ramones (o precisamente por eso, quién sabe), la fantasía homoerótica y western en la letra de “Prince of the Rodeo”, el tono contenido, nocturno y peligroso de “Are You Ready (For Some Darkness)?”, las exhibiciones guitarreras en “Humilliation Street” y la gran final con “Good Head”.

 Hay gente que no duda en señalar a “Apocalypse Dudes” como el mejor artefacto de Punk Rock de los 90’s, y eso, en una década que vivió los últimos lanzamientos de los Ramones, es mucho decir. Otros, como Henry Rollins, van incluso más allá y le conceden a la banda de Happy Tom el honor de haber editado la cima europea del género. Yo, por mi parte, prefiero dejar a un lado esas conjeturas y sumergirme en el hedonismo decadente y lascivo con el que estos noruegos terminaron de forjar el comienzo de su culto.

Estándar

6 comentarios en “Turbonegro – "Apocalypse Dudes"

  1. Certeras reflexiones, Tyla, sobre “el hedonismo decadente y lascivo” de Turbonegro y el que sea, probablemente, su mejor disco. Dicho esto, una puntualización: el riff de “Get It On” (hasta el título se lo mangan a T. Rex) se lo levantaron a los Dictators y su “The Next Big Thing”, riff que a su vez habían levantado los Ramones al grupo de Andy Shernoff. De hecho, los Dictators versionaron el “I Just Want To Have Something To Do” en un recopilatorio homenaje a los Ramones para mostrar de dónde habían sacado ese riff, tal y como afirma el propio Shernoff.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Cierto es, los 'Tators iban primero. Lo curioso es que a medida que lo iba escribiendo me rondaba un “Y a su vez los Ramones lo fusilaron de…”, que fue descartado rápidamente. Cosas del directo!

    Y sí, el “Apocalypse Dudes”, definitivo: Qúé grande es noruega.

    Rock On!

    Me gusta

  3. Buenas, y felicidades por el blog. Yo creo que Tyla está en lo cierto. Es verdad que el original, en cuanto a estructura del riff, sale de la pieza de los Dictators… Pero “Get It On” fusila el tempo del riff de la forma en que luego lo usaron los Ramones. Y no sólo eso. La estructura de los estribillos y los gritos tras cada uno de ellos, eso está calcado (con otra letra, claro) en el “Get It On”. Estoy seguro que, a la postre, los Turnonegro buscaron una forma directa para tributar a sus ídolos de juventud: T.Rex, Dictators, Ramones…

    Me gusta

  4. Hey Sergio, siento la tardanza en responder.

    “Estoy seguro que, a la postre, los Turnonegro buscaron una forma directa para tributar a sus ídolos de juventud: T.Rex, Dictators, Ramones…”

    Efectivamente, 'Apocalypse Dudes' es eso que apuntas: Una fusilada a las influencias de los noruegos, realizada con la suficiente clase, oficio y actitud para salir bien librados del trance. De lo contrario, habría quedado un pastiche de copia y pega de infausto recuerdo, en lugar del clásico de culto que es por derecho propio.

    Rock On!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s