1967, Discos, Especial Rolling Stones, Música, Rolling Stones

The Rolling Stones – "Their Satanic Majesties Request"

  Es “Their Satanic Majesties Request” el elepé de la primera hornada stone que más controversias continúa generando, y es que su condición aún no ha sido del todo delimitada: ¿Arriesgada obra de basamento vanguardista o pastiche coyuntural facturado al abrigo del todopoderoso “Sgt. Peppers”? ¿Explosión creativa definitiva por parte de éstos nuevos aristócratas del rock and roll o carta blanca a su autocomplacencia generosamente alimentada por los barbitúricos? Siendo justos, entre sus surcos hay un poco de todo eso.

 Respondiendo al primer interrogante, el álbum, en efecto, muestra al grupo en unas tesituras rayanas a la psicodelia absolutamente inéditas hasta la fecha, facturando mantras de basamento eléctrico y llevando algunos pasos más allá el concepto de creación, rico en instrumentaciones exóticas y gimmicks de estudio, exhibido en“Aftermath” y “Between The Buttons”; por otro lado, sería absolutamente imposible negar el ascendiente de la más reciente obra de los Fab Four sobre el disco, empezando por la misma portada, que explota el concepto flower power y fantasioso de aquella (Por si quedan dudas, el fotógrafo de ambas cubiertas es el mismo, Michael Cooper) y acabando por la aparente falta de restricciones que muestran sus canciones, abundantes en intros, outros, samplers pretendidamente outrés y, en definitiva, esa clase de recursos a los que el paso del tiempo no han tratado del todo bien.

   En cuanto a la segunda cuestión, cal y arena esto es: Pese a los buenos momentos que deparan la inicial “Sing This All Together” (Con la comparecencia de Lennon y McCartney cerrando el círculo conceptual del álbum) la garage/psych “Citadel”; el colorido número acústico  “2000 Man”; la exquisita opereta pop “She’s A Rainbow” ; “The Lantern”, pese a su renqueante comienzo; las buenas vibraciones en clave hindú que transmite “Gomper” o la pujanza del obscuro garage “2000 Light Years From Home”, las alarmas se disparan al ver que Bill Wyman ha conseguido romper el férreo duunvirato Jagger/Richards y colar una de sus composiciones, a la que incluso pone voz. El resultado es “In Another Land”, un número bastante flojo, al que sólo salva ese estribillo en el que se unen a la suya las voces de Jagger, Steve Marriott Ronnie Lane.  

“Sing This All Together (See What Happens)” (No confundir con el tema de apertura) justifica, por sí solo, todas las acusaciones de autocomplacencia que se han vertido sobre ésta obra: Ocho minutos largos de puro egocentrismo sonoro en forma de jam que aglutina todos los recursos de la época de los que pudieron echar mano. “On With The Show”, con cierto dejo á la Kinks, tampoco pasa por ser lo mejor del redondo.

 Queda, tras la escucha de “Their Satanic Majesties Request” una indeterminada sensación de futilidad, una intuición más o menos exacta de que los stones no estaban jugando a su juego, incluso en los momentos más reseñables del álbum; la duda razonable de si no se trata de una gran broma a costa de la cultura flower power en ascensión. Hay algo que nos dice que pese a la aparente ambición que muestran los temas, el grupo estaba facturando una obra de perfil medio, un colorista cerrojazo a una microetapa marcada por un indisimulado flirteo con la mística de la oscuridad (Ocultismo, Kenneth Anger, un Brian Jones cautivado por la ouija, la ufología y el estudio del paganismo…) para acabar volviendo al rock and roll en su acepción más básica y austera. Y así fue.

Estándar

10 comentarios en “The Rolling Stones – "Their Satanic Majesties Request"

  1. Aunque contiene una de mis canciones favoritas de los Stones, “She's A Rainwob”, estoy de acuerdo con tu excelente disección de “Their Satanic Majesties Request”. De todas las maneras, la contundencia de los cuatro álbumes en estudio y uno en directo que le seguirán disipará cualquier duda.

    Un abrazo, Tyla.

    Me gusta

  2. lu dijo:

    Tocaba experimentar. ¿A quién no se le fue la olla con los ruiditos y el minutaje en esa época? Hace años que no lo escucho, pero fue uno de los primeros discos que tuve de los Stones. Pues anda que no era flower power yo… Menos mal que se me pasó pronto. Escuchaba discos realmente jartibles, discos que ahora estrellaría contra la pared. De éste me quedaría con dos o tres canciones (“She´s a rainbow” del tirón, por supuesto); el resto me parece paja mental. Vamos, que esas idas de olla las graba otro grupo distinto a los Stones y el disco lo encuentras en las tiendas de segunda mano, ahí, arramblao, con los de C.C. Catch y Rick Astley.
    Siguiente!

    Me gusta

  3. Hey, Gonzalo, muchas gracias por tus palabras!

    Revisando el artículo quizás a más de uno le parezca contradictorio que califique la obra de perfil medio, cuando pongo por buenas más de la mitad de canciones que componen el LP, pero una cosa no quita la otra (¿no?)

    No queda duda de que lo que viene ahora convertirá a los infieles y afirmará a los conversos.

    Rock-On!

    Me gusta

  4. Tocaba, sí, aunque fuese a punta pistola. La onda expansiva del Sargento Pimienta, ya se sabe, que hizo hippie hasta a Chuck Berry.

    “Escuchaba discos realmente jartibles, discos que ahora estrellaría contra la pared.”

    Jajaja, no se puede decir más claro! ¿Puede darnos algunos nombres, por eso de matar curiosidades?

    Keith Richards hace una buena criba del disco, y algo más…

    “It's so unbelievable. It was so weird to make an album and not be on the road that it was totally UNLIKE recording. I liked a few songs, like 2000 Light Years, Citadel and She's a Rainbow, but basically I thought the album was a load of crap. That album was made under the pressure of the court cases and the whole scene that was going on in London at that time.”

    Rock-On!

    Me gusta

  5. Yo no sé exactamente lo que hay, hermano cósmico. Lo que sí que tengo claro es que me genera mejores sensaciones positivas que el Sargento Peppers, y eso es mucho. No comparto a nivel personal esa sensación de futilidad, me parece que quisieron cambiar, brillaron pero retomaron el camino andado porque percibieron que la otra vía no iba a tener mucha continuidad. Creo que fueron inteligentes en lo que hicieron y en cómo lo dejaron. Abrazo.

    Me gusta

  6. Ya lo sabe, Johnny, sobre gustos no hay disputas! Yo sabía de tu querencia por éste álbum -y de que lo preferías al de Beatles- por lo que he solicitado asilo político en la embajada de Moloko, para evitar posibles represalias, jejeje.

    A mí no me parece un álbum inaudible, ni mediocre, mucho menos malo. De hecho, solo se me antojan insulsas tres de sus diez canciones, peeeeeero su conjunto no deja poso en mí, la mayoría de su contenido no deja la huella -en mí- de un “Out Of Our Heads”, “Aftermath”, “Sticky Fingers” o “Some Girls”, por citar algunos. Algo plenamente subjetivo.

    Rock-on, bro!

    Me gusta

  7. Para mi gusto el disco más flojo de su primera época. Me cuesta un horror digerirlo por entero. Me da la sensación que no estoy con mis Stones cuando lo escucho. Parece todo muy forzado. Sólo salvo “2000 man” y “She's a rainbow” y poco más.
    Menos mal que espabilaron con el siguiente.

    Saludos.

    Me gusta

  8. Hey,Rockland!

    Yo estoy en un curioso punto intermedio, yo puedo escucharlo y me gustan muchas de sus canciones, pero al terminar tengo esa sensación que tu apuntas de que eso no son los Stones, ni como habían sido ni como serían.

    Rock-On!

    Me gusta

  9. Bueno… a mi hay una canción y media que no me dicen nada aunque las tolero bastante bien, la de Wyman me ABSOLUTAMENTE encanta, por cierto, despues hasta el menos gourmet/conneiseur disfruta con “Shes a rainbow”, pero a mi la que me flipa de verdad es la epopeya espacial “2000 light years from home”, su groove osucro, la letra, el maldito estribillo, para mi es un blues estelar, cósmico.
    Escuchadla a buen volumen hermanos, nadad en ella!
    Cheers!

    Me gusta

  10. Hey, Scott!

    Lo peor que le pudo pasar a la de Wyman es… Formar parte de un disco de los Rolling Stones! Está Jagger, está Richards… ¿Quién quiere escuchar la voz de Bill con efectitos? Yo no, desde luego! Si hubiese figurado en unos Nuggets como una cara B perdida en el tiempo otro gallo le habría cantado (supongo).

    Suscribo sus parabienes hacia “2000 Light Years From Home”.

    Rock-On!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s